Social Icons

viernes, 7 de junio de 2013

Turistas

7/10
Sightseers (Reino Unido, 2012).
Dirección: Ben Wheatley.
Intérpretes: Alice Lowe, Steve Oram, Monica Dolan, Joanthan Aris, Eleen Davies.
Guión: Alice Lowe, Steve Oram, Amy Jump.
Música original: Jim Williams.
Fotografía: Laurie Rose.
Montaje: Robin Hill, Amy Jump, Ben Wheatley.
Idioma: Inglés.
Duración: 88 minutos.


Tainted Love

Por Manuel Barrero Iglesias


Suena el tema que dio fama a Soft Cell, y empieza el viaje de nuestros protagonistas. Una versión de 'Tainted Love' que retrata perfectamente la relación de esta peculiar pareja. Una canción eufórica en su tono pero que habla de un amor podrido. Tina y Chris muestran su pasión con efusividad, aunque su vínculo tenga un fondo más bien purulento. Un par de mediocres unidos por la necesidad (casi desesperación) de cariño. Ambos bordean la marginalidad, terreno al cual emprenden un viaje de no retorno.

Como ya es tendencia en el actual cine realizado en el Reino Unido, Turistas adereza el cine de género con la comedia más negra. Ya en Down Terrace (su ópera prima) Ben Wheatley urdía un extraño relato en torno a los entresijos de una organización criminal, aunque centrando la mirada en la relación padre/hijo. La absurda escalada de violencia en la que se ven envueltos los protagonistas desemboca en ese delirante tono tragicómico.

Una estructura muy similar a la que podemos ver en Turistas, donde la espiral de asesinatos adorna esta bizarra historia de amor. Wheatley comienza, de manera muy inteligente, con un primer asesinato con el que hasta simpatizamos. A partir de aquí, el autor construye el andamiaje cómico de un film que lleva a sus personajes cada vez más lejos. Entonces la risa se mezcla con la perplejidad, para crear así un efecto desconcertante.

El film evita el agotamiento de la idea inicial gracias a la evolución de los personajes, especialmente en lo que a Tina se refiere. Alice Lowe se apodera del film en esta segunda mitad, dándole a su personaje una enorme dimensión, sin dejarnos de sorprender en ningún momento. Desde su reacción primera (nadie va a perturbar su ansiada felicidad de enamorada) hasta ese genial desenlace, Tina experimenta un crecimiento brutal.

Con un poco de la negrura cómica de Down Terrace y otro poco del mal rollo que había en Kill List, Wheatley consigue su obra más lograda hasta el momento. Una absurda (en el mejor sentido) comedia macabra sobre un par de freaks que se vengan de un mundo que siempre les ha ignorado. Un film de gran madurez que confirma a su director como una de las voces a tener en cuenta en los próximos años.




video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
 
Blogger Templates