Social Icons

sábado, 27 de octubre de 2018

Crónicas: Nocturna 2018 (I)


Por Manuel Barrero Iglesias
Tras una jornada inaugural en la que se presentó la excelente La noche de Halloween, que supone la vuelta de Jamie Lee Curtis a la saga, nos adentramos en la segunda jornada del festival. Dos películas argentinas con sus puntos de interés y una cinta británica muy decepcionante.

Aterrados (Demián Rugna. Argentina, 2017)
Oficial
Resulta Es muy interesante el actual cine de género que se hace en América del sur, con códigos que suelen alejarse del terror que llega asiduamente a nuestras pantallas. Este año hemos podido ver Muere, monstruo, muere, un film de tempo muy particular en el que se sugería mucho y se explicaba poco. Sin llegar a esas cotas de riesgo, la también argentina Aterrados se presenta más clásica en sus maneras, pero no faltan las variaciones sobre terrenos ya muy transitados. El director se toma su tiempo -a veces, demasiado- para contar esta historia que no rehuye el uso de imágenes impactantes y cierto efectismo. Además del particular tempo, lo que marca la diferencia en el film ese ese sutil sentido del humor -casi imperceptible en ocasiones- con el que toda la narración está impregnada.


Abrakadabra (Luciano Onetti, Nicolás Onetti. Argentina-Nueva Zelanda, 2018)
Dark Visions
También producción argentina, pero de espíritu italiano tenemos Abrakadabra, homenaje devoto al giallo. Un género que está siendo reivindicado en los  últimos años por diversos autores. Como caso más destacado, el de  los belgas Hélène Cattet y Bruno Forzani, con sus atrevidas relecturas. Este mismo año, hemos tenido otros dos ejemplos: La versióin queer del género que Yann Gonzalez realiza en Un couteau dans le coeur, o el remake de Suspiria dirigido por Luca Guadagnino. En el caso de los Onetti no hay ninguna intención de revisar, sino que se limitan a la mera copia. Además de toda la liturgia, el film emula incluso el aspecto sonoro o visual de sus referentes. La película quiere ser un giallo de los años 70. Como ejercicio de estilo es curioso, pero al final se queda solo en eso.


Why Hide? (James Edward Cook. Reino Unido, 2018)
Dark Visions
Cuando uno está viendo Why Hide? se pregunta todo el tiempo cuál será el giro final de guion, porque resulta demasiado evidente que lo va a haber. Y lo peor no es que ese giro tenga poco que ver con todo lo anterior. Lo que de verdad indigna es precisamente ese "todo lo anterior". Un argumento peregrino con unos personajes ridículos que se ven inmersos en algo parecido a terror psicológico, pero que carece de cualquier atisbo de profundidad. Para colmo de males, los intentos de comedia también fracasan con estrépito. Mención aparte merece el tratamiento de la diversidad sexual, con un discurso peligrosamente estereotipado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
 
Blogger Templates